Abram Gannibal, un negro en la corte del Zar

Reproducir

Gannibal, hijo de un noble menor africano, fue secuestrado con 7 años, entregado al sultán de Estambul que lo regaló al zar Pedro I el Grande. El Zar pensaba que un niño negro, un salvaje incivilizado, podía ser tan diestro en artes y ciencias como un ruso si recibía una buena educación. Gannibal fue general y gobernador en Rusia, demostrando que el zar estaba en lo cierto. No contento con eso, fue el bisabuelo negro del eterno poeta Pushkin.